Comunicado

Sobre discusión en particular del proyecto que permite retiro del 10% de los ahorros previsionales

Diputado JOSÉ MIGUEL ORTIZ

Esta crisis económica está afectando con más fuerza a la hetereogénea clase media chilena, que está viviendo en soledad y con angustia como pierde el empleo, se queda sin ingresos para sobrevivir o ve como su microempresa está al borde de la quiebra, pero eso lo vive sin ningún tipo de ayuda estatal durante esta maldita pandemia.

Esta situación de desamparo en que viven la mayoría de las familias chilenas es lo que explica la alta adhesión ciudadana –que es alrededor del 75% de la ciudadanía- a este proyecto de ley que permite el retiro del 10% de los ahorros en las AFP’s.

Es un grito de la clase media ante la desprotección en que está. 

No califica para el IFE 2.0, si es emprendedor el FOGAPE le dio un portazo y ve esto como la única solución posible.

Así lo planteamos en junio cuando acordamos el Plan de emergencia. Dijimos deben darse ayudas directas a los micro y pequeños empresarios que son una parte de la clase media y aún nada se hace a pesar de haber acordado planes de subsidios directos para los emprendedores no bancarizados. 

Esta crisis de la clase media No se resuelve con anuncios sobre nuevos préstamos.

Las familias están sobre endeudadas y viven con el sobre giro de las líneas de crédito y no quieren más deudas –incluso el Banco Central dice que el endeudamiento promedio llega al 75% de los ingresos de cada familia-, ahora quieren transferencias directas.

Tampoco tienen efectos la campaña de que esta medida perjudica las pensiones futuras. 

Hasta la superintendencia de pensiones reconoce que el efecto sería entre 5% a 10% según sea la edad y el monto acumulado. 

Hoy las pensiones son miserables, veamos el caso de las mujeres el 50% de ellas reciben pensiones inferiores a $137.000, el 70% recibe pensiones menores a $190.000 y en esos casos el impacto negativo futuro sería entre $10.000 a $20.000 mensuales.

Entre ese futuro de hambre y el presente también de penurias prefiere una solución rápida como está.

Cuestionar esta medida por su impacto futuro es defender un modelo fracasado como es el de las AFP’s.

El país requiere tener un sistema de seguridad social con un sistema mixto de pensiones y donde haya un Fondo Colectivo Solidario donde el nuevo 6% de cotización previsional financie transferencias intra e intergeneracionales.

Ese proyecto de ley fue presentado por la presidenta Bachelet y se votó en esta Sala en enero del 2018 y lamentablemente los diputados UDI que hoy tanto nos critican lo rechazaron y postergaron por años una urgente reforma solidaria de las pensiones.

Defender la clase media requiere actos concretos y aquí hay otro más.

Un flujo de consumo de estos volúmenes ayudaría a la reactivación en el corto plazo y los posibles efectos sistémicos y fiscales se pueden resolver si se acelera la reforma solidaria al sistema de pensiones que ayer retomó la Comisión de Trabajo del Senado.

 Otra vez el Gobierno llega tarde, no es capaz de reconocer los niveles de precariedad en que viven las familias chilenas, ahora además pretende vetar avances mínimos como dar internet gratuito a los alumnos del 60% más vulnerable del país.

Durante años la derecha habló de que esos fondos son de los trabajadores, son de su propiedad y cuando se les da libertad para acceder a ellos, los mismos ahora hablan de que Chile se cae, se derrumba, que es inconstitucional.

Si creemos en su libertad dejemos que ellos decidan, que opten lo mejor para sus familias.

Voto a favor porque Chile requiere defender a su clase media!

Anterior

Diputado Ortiz sobre rebajas transitorias de impuesto: "Debemos impulsar el plan de emergencia con fuerte protagonismo de la política fiscal"

Siguiente

Bancada DC emplaza al Gobierno a entregar Bono Pensionados a quienes no han recibido apoyo estatal y quedarían fuera del #RetirodefondosPrevisionales

OrtizDiputado

OrtizDiputado